sábado, enero 15, 2005

P4R

Parecia que todo seria normal ese dia, P4R fue el primer movimiento de

lasblancas. Por algun extraño motivo este siempre era el primer peon en alejarse

del rey y buscar al bando enemigo. Las negras respondieron con el mismo

movimiento. El despliege de fuerzas se empezaba a realizar en el campo de

combate. El rey blanco miraba a sus piezas desplegarse en compania de su Dama

pero no podia evitar mirar hacia el Rey negro y su Dama. Esa Dama negra era como

un misterio. Temida pero a la vez deseada. Extraña contarposicion de

sentimientos. Se sentian bien de tenerla lejos y sin embargo necesitaba un

enfrentamiento con ella. Despues de varios movimientos, algunas amenazas al

adversario y algunas amenazas recibidas el afil blanco de casillas blancas se

posiciona en la diagonal principal buscando vulnerar hacia futuro la fortaleza

del rey negro. Siempre fue muy astuto este alfil. Pretendia engañar al adversario

con una amenaza que no significaba nada para luego retirarse a una posicion mas

intrascendente, pero en realidad esta posicion es laque añoraba desde el

principio. La caballeria toma posiciones en el campo de batalla defendiendo el

terreno ganado por los peones (Que bueno seria ser peon al menos una partida). El

rey blanco se cobija tras sus filas luego de un enroque perfectamente

planificado. Ya estaba seguro, o al menos eso creia él. La Dama Negra de pronto

se sale de su casilla y ocupa una del flanco de Dama. El rey blanco la ve de

lejos. Ahora mas intrigado, mas atraido. Por que será que sentimos cierta

atraccion por el peligro. Muchas veces tenemos ese impulso de autodestruccion y

nos sentimos tentados a ir hacia aquello que nos destruirá. Tal como la mariposa

de la noche vuela hacia la luz y muere quemada. El Rey Blanco no podia menos que

mirar a la Dama Negra pero no con ojos de adversario sino como al objeto que se

desea y no se puede tener. Y sabia que de tenerla cerca seria un gran peligro

para él. Ella se veia tan segura de si misma, tan fuerte. todas las piezas

blancas la respetaban y le temian, y se cuidaban de apartarse de su camino.

Excepto los peones, claro, que siempre hacian lo que se les decia (que bueno

seria ser peon y saber que hay un destino que seguir al menos por una partida).

Todo parecia desarrollarse con normalidad ese dia, las piezas se desplegaban en

el campo de batalla.
Hasta que de pronto...
En un acto suicida... en un sacrificio de una belleza no digna de ojos

mortales... la Dama negra tomo el peon frente al rey... lo elimino del campo de

batalla.. lo saco del tablero... quedando asi sola frente al Rey Blanco.
Alli estaban entonces, por fin, frente a frente, la Dama Negra y el Rey Blanco,

ese encuentro tantas veces postergado, tantas veces temido... y llegaba en el

momento menos esperado... Se miraron a los ojos... no hubo palabras... no eran

necesarias... tantas partidas habian pasado y al fin alli estaban..
Entonces el Rey Blanco hizo lo que debia hacer... y tomó a la Dama.

martes, enero 11, 2005

Ajedrez

Bueno... de alguna manera hay que empezar este blog y no estoy seguro de como... pero aunque sea una vez voy a hacerlo sin meditar demasiado... pues ya ,e empieza a cansar esto de ser el jugador de ajedrez que intenta predecir los movimientos de la vida... quiero ser solo un peon y dedicarme a cumplir mi funcion sin demasiadas especulaciones. Quizas mi abuela tenia razon al igual que no se que escritor. Mas pensas menos feliz sos.
Ahora me voy... esta tarde empiezo a estudiar el "Tratado general de Ajedrez" Tomo I de Roberto Grau ;)